La sencillez de la religión islámica

Creditos

Autor: Muhammad ibn Salih Al-Uzaimin

Descargar (PDF, 203KB)

 

Islam en español

Islam es vida

¡Oh Musulmanes! Es parte de la enemistad de satanás el pintarles la peor y más horrorosa imagen del Islam para que así se alejen de él. Les retrata el Islam como algo que priva la libertad, oprime a las personas, impide avanzar y disfrutar; así es como nos retrata satanás nuestra religión, para que no la sigamos y nos apartemos de ella. De ahí que la persona racional, cuando reflexiona sobre esta religión de forma justa y con conocimiento, se da cuenta de que el Islam es inocente de todas estas acusaciones y es lo contrario a todas estas características, puesto que es la religión de la verdadera libertad equilibrada, de la facilidad, la sencillez, el desarrollo y la felicidad.

El Islam se basa en cinco pilares: Atestiguar que no hay nada ni nadie con derecho a ser adorado excepto Allah y que Muhammad es Su Mensajero, establecer la oración, pagar el Zakat (contribución social obligatoria destinada a los más necesitados), ayunar el mes de Ramadán y Peregrinar al recinto sagrado de la Meca. Y estos cinco principios son muy sencillos y fáciles, todos ellos tienen como objetivo perfeccionar nuestros modales, purificar nuestros corazones y corregir las diversas situaciones que se presenten en la vida de las personas.

Dar testimonio de no adorar a nada ni nadie excepto a Allah implica liberar el corazón de cualquier tipo de adoración a un ser creado, para así restringirla solamente a Allah, el Señor del Universo, Aquel que te favoreció con la existencia y el sustento. Tú para Él eres un siervo, pero para los demás eres una persona libre, y es una gran necedad desprenderse de la adoración a Allah y convertirse en esclavo de las pasiones o de algún ser creado. El testimonio de que Muhammad es el Mensajero de Allah implica liberarse del seguimiento ciego a alguien y restringirlo solamente en el Mensajero del Señor del Universo, aquel al que le fue ordenado transmitir el Mensaje y al que nos fue ordenado seguir; y el Día del Juicio se le preguntará si transmitió el Mensaje y a nosotros se nos preguntará si lo seguimos:

Ciertamente interrogaremos a los Mensajeros y a los pueblos donde fueron enviados.

Sagrado Corán 7:6